¿Cómo evitar accidentes en carreteras cuando la fatiga ataca?

By in
12
¿Cómo evitar accidentes en carreteras cuando la fatiga ataca?

Si tu trabajo consiste en ir por carretera de norte a sur y viceversa en este largo Chile, entonces más que nadie sabes y sientes lo que significan las distancias en el país.

No importa el rubro de transporte en el que estés, el esfuerzo de conducir de forma atenta y consciente por horas es exigente y, por eso, te puedes enfrentar a estados extremos de fatiga y somnolencia

En el 2015, según la Comisión Nacional de Seguridad y Tránsito se registraron 116 accidentes producidos solo por la fatiga. Así que no es un riesgo menor para tu vida y la de los demás.

Sin embargo, con soportes apoyados en la automatización, hoy en día los riesgos se reducen sustancialmente al contar con sensores que advierten  sobre la fatiga y somnolencia de conductores en carreteras.

¿Quieres saber en qué consisten?
Evita accidentes por fatiga y somnolencia

El cabeceo que antecede antes de ser dominado por el sueño, los pestañeos para evitar quedarse dormido, las posturas corporales que anuncian el deseo de relajarse son señales de alerta para un probable accidente.

Lograr un autocontrol, aún estando muy entrenado para hacerlo y cumpliendo con los protocolos de vigilancia y descanso, pueden ser limitados para reconocer sucesos inadvertidos y rendirte ante el cansancio. 

La automatización al servicio humano

Con aplicaciones tecnológicas relativamente nuevas, los humanos nos podemos apoyar en las máquinas inteligentes para cumplir con nuestras funciones.

Un sistema patentado por una start-up australiana que utiliza un software

llamado DSS, por sus siglas en inglés (Driver Safey System), permite identificar a tiempo esas señales de somnolencia del conductor.

En la cabina del chofer se instala una unidad central de procesamiento que contiene este software para evitar accidentes. Y en el tablero cerca al volante y a los costados se ubican un sensor periférico y dos infrarrojos.

La señal de alarma

La unidad central registra la comisura de los labios, la forma de los ojos y sigue el movimiento de la cabeza, para detectar signos de fatiga y somnolencia e incluso distracción del conductor. 

En este momento, el sistema activa las alertas de sonido a través de una alarma y un movimiento vibratorio en el asiento del piloto, lo que debe devolver la atención a la conducción del vehículo.

Su detección funciona en cuestión de segundos, cuando los ojos del chofer se cierran entre 1,2 y 1,5 segundos este sistema ya empieza a informar sobre la potencial situación de peligro.

Evitar accidentes en la carretera es una responsabilidad significativa, y la conciencia al respecto es fundamental. De la misma forma, en que son varios los elementos que sustentan esa responsabilidad humana y técnica.

Contar con un sistema de protección como esta unidad de control y alerta contra la fatiga y la somnolencia es un gran respaldo para nuestra condición humana limitada por nuestra biología y ritmo de vida. 

En este punto la automatización de una parte de nuestro trabajo sale al rescate ante nuestras debilidades.

54321
(0 votes. Average 0 of 5)