Una alarma antisueño para que no te duermas al volante

By in
16
Una alarma antisueño para que no te duermas al volante

Los algoritmos y la inteligencia artificial apoyan a la seguridad de los conductores en las carreteras, combatiendo la somnolencia con una alarma antisueño.

Llevas horas conduciendo por una larga línea de carretera, tomas café, escuchas música, llevas un copiloto que te habla, todo para mantenerte alerta, y aún así, estás en peligro de quedarte dormido. 

Lo peor, es que no te das cuenta de que está a punto de suceder a un pestañeo y cinco segundos fatales de sueño, un inminente accidente producido por una debilidad humana, por una fatiga no reconocida.

Ese es uno de los escenarios que te pronostica una alarma antisueño, que funciona con el apoyo de un conjunto de algoritmos en un sistema de inteligencia artificial.

Alarma antisueño: algoritmos aplicados a la seguridad en las carreteras

Los alcances de la inteligencia artificial nos generan muchas expectativas. Cada día nos enteramos de nuevos y sorprendentes avances; otros hace ya un tiempo que conviven con nosotros.

Los reconocimientos de voz y faciales, los bots en los chats en línea, son unas pocas referencias de sus aplicaciones en nuestras vidas.

Las perspectivas que se vislumbran con la inteligencia artificial son variadas. Algunas se reconocen como positivas para la calidad de vida, otras simplemente generan incertidumbre ante lo desconocido.

Un sistema con un propósito claramente positivo es una alarma antisueño, que funciona con un sensor de fatiga y distracción para las personas que van al volante. Especialmente de aquellas que trabajan en el transporte terrestre como los buses y camiones.

Detección de somnolientos

La inteligencia artificial responde a tecnologías basadas en la combinación de algoritmos.  

Los algoritmos, en palabras sencillas, son conjuntos de instrucciones ordenadas que realizan cómputos de datos para dar una respuesta o solución a un problema.

El caso de la alarma antisueño, que es un sistema compuesto por una cámara y un dispositivo de vibración en el asiento del conductor conectados a una central, funcionan para detectar y alertar.

El problema que solucionan los algoritmos es el  reconocimiento anticipado de esos estados de somnolencia imperceptibles para el ser humano.

Con un ojo sobre tus ojos y tu espacio

La cámara con visión computacional recoge datos y sus algoritmos procesan el comportamiento del conductor: pestañeos, postura corporal, que detectan la fatiga antes de que el  piloto se dé cuenta.

Además, la cámara tiene una visión de 360°, por lo que tiene no solo la imagen del comportamiento del conductor, sino también, del espacio que recorre en tiempo real.

Esta información sirve para que el centro de control encienda la alarma antisueño que alerta al chofer antes de que caiga en estados de peligro.

Este sistema inteligente ha contribuido a reducir hasta un 90 por ciento los eventos causados por la fatiga, la somnolencia y la distracción.

La importancia de esta tecnología es que evita accidentes fatales o con consecuencias humana irreparables, y proveen un apoyo para un trabajo exigente y riesgoso como es la conducción en carreteras.

54321
(1 vote. Average 5 of 5)